¿Qué es el GML parcela catastral?

Durante muchos años, las relaciones del catastro de riqueza rústica con el Registro de la Propiedad han sido, cuando menos, tormentosas. Seguramente el origen de estos problemas provenga de su filiación diferenciada. Así, el catastro es una herramienta dependiente del Ministerio de Hacienda cuyo objetivo es establecer quiénes y en qué cuantía deben satisfacer los tributos derivados de una determinada finca. El Registro de la Propiedad, por su parte, supone una demostración ante la fe pública de la propiedad sobre un determinado predio, es decir, cae dentro de las atribuciones del Derecho Privado (pese a ser una herramienta pública) y poco tiene que ver, en objetivos, con el catastro.

Seguramente por estas razones catastro y Registro de la Propiedad muchas veces no coincidían, creando un caos que dificultaba la labor de otros fedatarios públicos, como son los notarios, y del cual siempre salía perjudicado el particular, que a veces no encontraba identidad entre su finca registral y su parcela catastral. Una situación de caos que propiciaba muchos problemas, no pocos de los cuales debían resolverse en sede judicial, algo que se evita con la validacion GML en catastro.

La GML parcela catastral

Para acabar con esta problemática se creó el archivo Catastro GML, un fichero electrónico que permite el intercambio seguro de información entre Registro de la Propiedad, catastro y notarías, ayudando de esta forma a establecer una unidad respecto de los datos presentados por estas tres visiones. El GML de una parcela catastral es una representación planimétrica en la que se incluyen las coordenadas de la parcela, su perímetro y algunos otros datos de interés, como es la superficie de la misma, los linderos, su identificación numérica y el sistema de referencia concreto que se ha utilizado en ese archivo GML del catastro. En suma, toda la información necesaria para garantizar una adecuada y precisa identificación de esa parcela.

La GML de la parcela catastral es, en pocas palabras, la descripción definitiva a todos los efectos de la parcela catastral correspondiente, fijando en Derecho aspectos como sus linderos, su cabida o su perímetro. Es, pues, una salvaguarda de la seguridad jurídica frente a terceros y una forma de ordenación del catastro mucho más certera de las existentes hasta su aparición.

Funciones de la GML

Cumple tres funciones principales: describe de forma exacta las fincas en su aspecto físico de ubicación, superficie y límites; incorpora una representación gráfica que salva la antigua descripción únicamente literaria y se convierte en una herramienta mucho más exacta y objetiva; por último, la validación GML del catastro mejora la cartografía del catastro y, con ello, la seguridad jurídica que de la misma debería emanar.

Cuando no exista identidad entre la realidad sobre el terreno y la información catastral se procederá a rectificar esta segunda, aportando un nuevo archivo GML con su georreferenciación correcta, la cabida, los linderos, el perímetro de la finca y cuantas descripciones se consideren necesarias para la adecuada identificación de tal finca.

¿Necesitas un gml de parcela catastral?

Cuéntanos qué necesitas y recibe presupuesto de profesionales de tu zona

Pide precio gratis

Rápido y sin compromiso

Consigue trabajos hoy
con Certicalia

Recibe nuevos clientes que buscan profesionales como tú y ofertas para realizar trabajos.

Comienza ahora