Compara precios para tu cédula de habitabilidad

La renovación de la cédula de habitabilidad 

Todo lo que debes saber para renovar tu cédula de habitabilidad

¿Cuándo hay que renovar la cédula de habitabilidad?

Para saber si la vivienda necesita proceder a la renovación de su cédula la primera acción a tomar es la de consultar en el organismo que competa por el estado de la misma. Así sabremos si la cédula de habitabilidad ha caducado o ni siquiera se dispone de ella.

renovacion cedula habitabilidad

¿Cómo se renueva una cédula de habitabilidad?

En caso de que la cédula siga en vigor solo necesitaremos solicitar el duplicado pagando la correspondiente tasa, si la hubiese. En cambio, si nuestra vivienda no tiene cédula o ya ha caducado habrá que proceder a una nueva certificación de habitabilidad de la vivienda a cargo de un técnico competente (arquitecto o arquitecto técnico).

Además, a este certificado de habitabilidad habría que añadirle el propio que garantice la seguridad y solidez de la vivienda, así como la garantía de que está construida dentro de la legalidad.

¿Qué caducidad tienen las cédulas de habitabilidad?

La caducidad de las cédulas de habitabilidad varía según sea el año de emisión de la antigua cédula, así como del tipo de licencia del que se trate: de primera ocupación, de segunda ocupación o de rehabilitación.

Así, las viviendas que hubieran tramitado su cédula de habitabilidad con anterioridad al año 2004 tienen una caducidad de 10 años, por lo que todas ellas habrían caducado ya.

A partir del año 2004, las cédulas de habitabilidad pasan a tener una caducidad de 15 años, tanto las de primera ocupación como las de segunda.

Finalmente, desde el año 2013 en adelante, las licencias de primera ocupación pasan a tener 25 años de vigencia, que serán 15 en los casos de segunda ocupación o primera ocupación de rehabilitación.

Una vez prescriba la cédula, el propietario de la vivienda deberá iniciar un nuevo trámite para recibir la concesión de su nueva cédula poniéndose en contacto un arquitecto o arquitecto técnico que le gestione el certificado de habitabilidad.

No obstante, y con independencia de la caducidad de la cédula, será necesario tramitar una nueva cédula de habitabilidad siempre que se vaya a realizar una rehabilitación de la vivienda.

¿Qué documentación tengo que aportar para obtener la cédula de habitabilidad?

El documento más importante e imprescindible para tramitar tu cédula es el del certificado de habitabilidad. Sin él no podrás solicitar tu cédula a la Administración correspondiente. Para obtenerlo tendrás que contactar obligatoriamente con un arquitecto o arquitecto técnico que visite tu vivienda y realice el documento.

Junto a este certificado también habrá que aportar los documentos que acrediten la antigüedad de la vivienda, la última cédula obtenida, información de carácter personal (DNI), un recibo de los suministros de agua y luz y el justificante de pago de las tasas que exige el Ayuntamiento.

Además, es posible que nos exijan información adicional en algunos casos, ya que cada Administración tiene sus propios requisitos.

 

Últimas noticias sobre Cédula de habitabilidad

Concepto de habitabilidad en arquitectura

¿Qué es la habitabilidad? La habitabilidad y la arquitectura son conceptos que están muy relacionados. No ...

[Leer más]

¿Puedo alquilar sin cédula de habitabilidad?

Cuando tengamos intención de alquilar una vivienda de nuestra propiedad, nos preguntaremos (entre otras cosas) si necesitaremos ...

[Leer más]

¿Es lo mismo cédula de habitabilidad que licencia de segunda ocupación?

Una cédula de habitabilidad puede ser: Una licencia de primera ocupación. Se expide para cualquier inmueble acabado ...

[Leer más]

La importancia de la cédula de habitabilidad en Cataluña

En muchas ocasiones, la mayoría de los propietarios de viviendas desconocen para qué sirve la cedula de habitabilidad. ...

[Leer más]