¿Qué es la licencia de vado?

Definición de licencia de vado

Según la RAE, un vado, hablando en términos de movilidad urbana, es “la modificación de las aceras y bordillos de las vías públicas para facilitar el acceso de los vehículos a los locales y viviendas”. Etimológicamente, la palabra vado proviene del término latino vadus, que se refiere a las partes de un curso de agua que, gracias a su poca profundidad, permiten el paso de personas, animales o vehículos.

En resumen, es una forma de lograr que solo los coches del propio dueño del vado, como los que acuden a un negocio de reparación de automóviles, tengan acceso.

Para lograr eso, es preciso pedir licencias de vado. También en el caso que se esté realizando una obra en un edificio y se precise que entren camiones al solar para cargar y descargar, además de cuando se necesite esa entrada de automóviles con otros objetivos (por ejemplo, una residencia de ancianos que necesite tener habilitada una entrada o salida de vehículos de transportes adaptados o ambulancias).

Tipos de vados que podemos solicitar en las ciudades

Por lo general, los ayuntamientos españoles ofrecen dos tipos de licencia de vado:

Vado permanente. Es para el uso por tiempo indefinido (es decir, las 24 horas del día los 7 días de la semana, sin importar que sea festivo o no). Este vado es el adecuado para señalar la entrada y salida de un garaje, ya que los usuarios de dicho parking pueden entrar o salir cuando quieran del mismo. Solicitando el vado permanente te aseguras que, además de que el ayuntamiento de tu ciudad te permita realizar las obras de rebaje necesarias en las aceras para la entrada y salida de coches, no habrá coches aparcados delante (bajo pena de multa) y así puedas utilizar tu plaza de aparcamiento cuando quieras.

Vado no permanente. Son vados que se solicitan para poder tener despejada la entrada durante unas horas y unos días determinados. Son muy utilizados por lo general por los negocios de reparación o venta de automóviles, ya que solo precisan que la puerta esté despejada durante el tiempo en el que el local está abierto (por ejemplo, de lunes a viernes entre las 9 de la mañana a las 8 de la tarde), no teniendo que pagar de más por tener despejada la entrada en momentos que no se necesita (durante la noche, los festivos…). Los ayuntamientos también facilitan que se realice el rebaje de las aceras para permitir la perfecta utilización del mismo.

Además, también hay licencia de vado para ocasiones especiales:

- Cuando se está realizando una obra, para permitir la entrada y salida de camiones al solar, facilitando la carga y descarga de materiales. Estos vados no suelen ser permanentes, sino por un tiempo limitado (señalado en semanas o meses). Después el vado desaparecerá.

Vado para eventos y espectáculos. Este tipo de vado está pensado para liberar la entrada y salida a un recinto, pero solo durante el tiempo que dure el evento: desde el montaje al desmontaje. También tiene un tiempo limitado señalado en semanas o meses.

La diferencia de estos vados con los anteriores es que el ayuntamiento pone más pegas a la hora de rebajar las aceras, ya que no se mantendrán a lo largo del tiempo, sino que se buscan soluciones temporales, como el crear una rampa con hormigón para que los camiones puedan entrar y salir sin dañar los bordillos.

¿Necesitas una licencia de vado?

Cuéntanos qué necesitas y recibe presupuesto de profesionales de tu zona

Pide precio gratis

Rápido y sin compromiso

Consigue trabajos hoy
con Certicalia

Recibe nuevos clientes que buscan profesionales como tú y ofertas para realizar trabajos.

Comienza ahora