Normativa y requisitos de la licencia de vado

A la hora de pedir una de estas licencias, debes saber que comprende unos derechos, pero también unas obligaciones en forma de requisitos que hay que cumplir, mucho más allá del pago del precio de los trámites tal y como haya señalado tu ayuntamiento, o en el que se encuentre el local para el que quieras pedir el vado. 

Pedir la licencia de vado 

Cada localidad tiene sus propios reglamentos para la concesión de vados en inmuebles o locales, por eso no se puede señalar una normativa general a toda España. Eso sí, los requisitos suelen coincidir, y también aquellos puntos que hacen que la licencia de vado no sea otorgada.

Por ejemplo: 

- Cuando delante del local se encuentren jardines o árboles, y la realización del vado evite su normal conservación. También se evitan los locales que cuentan con farolas o mobiliario urbano delante.

- Cuando se encuentren a una distancia mínima de los semáforos para así permitir la normal circulación de vehículos.

- Cuando para entrar en el vado sea preciso realizar maniobras, entorpeciendo el tráfico.

- Cuando en la calle donde se está solicitando el vado ya haya demasiados, y se entorpezca el paso normal de peatones, o no queden plazas de aparcamiento en superficie suficientes para dar servicio a los residentes de la zona.

- En caso de que el vado se encuentre cercano a un monumento histórico y desentone con la arquitectura cercana. Es decir, en los locales que se encuentran en los barrios antiguos es más complicado que se concedan vados, ya que el propietario o el arrendatario debe seguir unas normas especiales para poder realizar las obras. 

Cómo se señaliza el vado

La licencia de vado lleva acompañada la entrega de unas placas que señalizan el mismo (si es permanente, en muchos ayuntamientos se encargan también de eliminar las marcas que permiten el aparcamiento y pintan una línea amarilla que lo prohíbe), y que es preciso colocar al lado del portón de acceso del local de manera bien visible. 

Por último, recordemos que la licencia de vado, una vez que ha sido otorgada, debe renovarse año a año (mediante el pago de las tasas correspondientes) y conlleva unos derechos y obligaciones para el solicitante:

- La realización de obras de rebaje de los bordillos de las aceras.

Impide el aparcamiento de cualquier vehículo en las líneas marcadas, incluso coches o motos del propio solicitante. Es decir, cualquier viandante, o la policía propiamente, puede denunciar ese aparcamiento, lo que supone una sanción para el propietario del automóvil estacionado allí.

- Permite que los vehículos entren y salgan del local, pasando por encima de la acera.

Las administraciones públicas facilitan en pdf los documentos que se deben rellenar para solicitar un vado en las ciudades. Puedes descargarte como ejemplo el de la ciudad de Madrid en su web

¿Necesitas un licencia de vado?

Contacta con los mejores profesionales de tu zona

Pide precio gratis

Rápido y sin compromiso

Consigue trabajos hoy
con Certicalia

Recibe nuevos clientes que buscan profesionales como tú y ofertas para realizar trabajos.

Comienza ahora
Pide presupuesto