¿Cómo son las etiquetas energéticas de los electrodomésticos?

¿Cómo son las etiquetas energéticas de los electrodomésticos?

Marta

Marta

Ingeniero Industrial

Hasta hace unos años la preocupación de los ciudadanos a la hora de adquirir electrodomésticos fue básicamente el precio y el aspecto físico del los mismos. Hoy en día, debido a diversos factores eso ha cambiado significativamente. Esto es debido a varias circunstancias:

  • En primer lugar, una conciencia medioambiental que lleva a los países a firmar acuerdos para la eliminación o reducción de emisiones de CO2 a la atmosfera. Estos tratados internacionales dan lugar a Directivas (en nuestro caso Europeas) que posteriormente se trasponen al ordenamiento jurídico español y se trasforman en Leyes y Reglamentos.
  • Por otro lado, por el gran consumo en electricidad que necesitan. No hemos de olvidar que en un hogar el lavavajillas y la lavadora consumen aproximadamente la mitad de la electricidad de un hogar.

En el caso de los electrodomésticos como los aires acondicionados y bombas de calor podemos poner como ejemplo el RD 115/20017 que nos regula la comercialización y manipulación de gases fluorados y equipos basados en los mismos, este Real Decreto surge como trasposición de dos normas europeas como son el Reglamento 1005/2009 sobre las sustancias que agotan la capa de ozono (CFC-Clorofluorocarburos y HFFC-Hidroclorofluorocarburos) y el Reglamento 517/2014, sobre los gases fluorados de efecto invernadero.

¿Necesitas resolver un trámite?

Contacta con los mejores profesionales de tu zona

Pide presupuesto

en menos de 1 minuto y gratis

electrodomésticos

Si nos fijamos en los frigoríficos observamos normativa como el RD 176/2013 de 8 de marzo por el que se derogan total o parcialmente determinadas reglamentaciones, etc.

¿Cómo sabemos la eficiencia energética de los electrodomésticos?

Como consumidores y ciudadanos de “a pie” sería imposible determinar, saber, conocer y aplicar esta serie de normativas, profusa, extensa y enrevesada.

Por esta razón la etiqueta energética de la UE se empieza a implantar en el año 1995 en frigoríficos, congeladores, lavadoras y lavavajillas. Ya en el año 2000 se amplía al resto de ellos. Y por otra parte se van retirando de la circulación determinadas clases de electrodomésticos que no se ajustan a una eficiencia energética.

El formato de la etiqueta ha ido variando durante estos años. Al principio la escala iba de la A a la G, como en los certificados energéticos de los inmuebles. Posteriormente desaparecieron las de menos eficiencia y se crearon categorías superiores. Actualmente es una escala muy intuitiva, donde el rojo representa una eficiencia baja, y el verde oscuro una eficiencia elevada. Acompañando a esta escala nos encontramos con unas letras, donde la letra D nos implica la letra más baja y la A +++ la más alta.

Nos informa de datos como consumo de agua y energía en valores anuales. Una etiqueta energética tipo sería la siguiente:

electrodomésticos 2

Elementos de la etiqueta energética de los electrodomésticos

  1. Nombre del tipo de aparato, de la marca, etc.
  2. Modelo del aparato.
  3. En este punto es donde vemos las distintas clases de eficiencia energética, normalmente desde la clase A+++ (triple A) hasta la letra D. (Para las lavadoras, los lavavajillas, los hornos, frigoríficos y congeladores). Para aspiradores y calentadores hay hasta letra G.
  4. En esta zona del pictograma nos indica la clase que tiene nuestro electrodoméstico en particular.
  5. El punto cinco nos indica el consumo anual en KW. A pesar de que no es tan intuitivo con el color o la letra este indicador es muy importante, su traducción a euros en inmediata sin más que multiplicar este consumo por el precio de la electricidad.
  6. Datos que se aportan por el fabricante como por ejemplo, consumo de agua, nivel de ruido.
  7. Nombre de la reglamentación.

En agosto de 2017 la Comisión Europea anunció un nuevo cambio en la escala energética, en el que desaparecen las clases A+, A++ Y A+++, y vuelve la graduación original de la letra A a la G. Estas nuevas etiquetas no llegarán hasta 2020. 

Si necesita un certificado energético o cualquier otro trámite para su vivienda, contacte con nuestros profesionales. Es rápido y sencillo.

¿Eres un profesional?

Recibe ofertas de trabajo y contacta con nuevos clientes

Recibe trabajos
¿Necesitas resolver un trámite?

Contacta con los mejores profesionales de tu zona

Pide presupuesto

en menos de 1 minuto y gratis

Consigue trabajos hoy con Certicalia

Recibe nuevos clientes que buscan profesionales como tú y ofertas para realizar trabajos.

Comienza ahora