¿Cómo hacer una instalación eléctrica exterior?

¿Cómo hacer una instalación eléctrica exterior?

Roberto

Roberto

Arquitecto

De forma previa al inicio de los trabajos, es necesario desarrollar un plan de diseño y ejecución que tenga en cuenta las características inherentes a estas situaciones, como la exposición al entorno o el riesgo de impacto.

Estos parámetros definen qué materiales se deben emplear, qué nivel de protección es necesario para cada situación y cuál es el recorrido general de la instalación, junto con la situación de cada componente. El objetivo principal es eludir los riesgos típicos de estas instalaciones.

¿Eres un profesional?

Recibe ofertas de trabajo y contacta con nuevos clientes

Recibe trabajos

Además de los riesgos comunes a todas las zonas exteriores, cada una tiene unos riesgos específicos. No es igual diseñar una instalación eléctrica exterior decorativa con el trazado general por zonas limpias y secas, que tener que hacerlo por zonas húmedas, con lluvia, polvo o viento.

Es esencial diseñar la instalación de acuerdo a la legislación vigente, cumpliendo los requisitos mínimos. Básicamente, estas situaciones se pueden dividir en tres tipos de entornos:

Instalación eléctrica exterior en jardín

Este tipo de instalaciones y sus componentes (interruptores, conexiones, bases de corriente…) tienen que disponer de un grado de protección adecuado para el entorno al que están expuestas.

Como norma, los componentes de la instalación tienen que proteger contra la acción del polvo y agua con un nivel mínimo fijado por el código IP54. Corresponde con protección frente a partículas de polvo y chorros de agua.

Dependiendo de las particularidades de cada jardín, los grados medios de humedad y el uso al que esté dedicado, el nivel de protección se tiene que incrementar. Las zonas de piscina, zonas infantiles o las que se encuentran con altas cantidades de polvo y humedad son las que requieren un mayor nivel de seguridad.

Instalación eléctrica exterior en terraza

En las terrazas, la instalación es considerablemente más sencilla. Se necesita un menor grado de seguridad frente al entorno que en el caso de los jardines.

Para terrazas que no estén cubiertas o que tengan pérgolas, los requisitos de protección de la instalación eléctrica se cumplen con un nivel IP4 o IP5. En el caso de terrazas cubiertas se puede reducir el nivel se protección a IP3 o IP2 si los niveles de humedad del ambiente son bajos.

Las instalaciones eléctricas en terrazas enfrentan una gran desventaja, y es que en los jardines es mucho más sencillo ocultar las conexiones y los elementos que forman parte de la instalación. En las terrazas son necesarias las rozas y perforaciones, que después deben ser reparadas.

¿Eres un profesional?

Recibe ofertas de trabajo y contacta con nuevos clientes

Recibe trabajos

Instalación eléctrica en zonas especiales

Existen otros espacios que no se pueden clasificar en los apartados anteriores, como garajes, barbacoas o cocinas situadas en entornos salinos, con viento, agua o polvo, que necesitan unos cuidados especiales.

Para estas situaciones, se deben estudiar los riesgos en particular teniendo en cuenta la normativa que aplica a cada caso.

Consejos para realizar una instalación eléctrica exterior

Existen muchos riesgos asociados a una instalación exterior, por lo que se recomienda que la instalación sea realizada por un técnico profesional. En caso de realizar la instalación uno mismo, se recomienda:

  • Siempre manipular la instalación con el interruptor general desconectado y comprobar que la zona en la que se trabaja no tiene suministro eléctrico.
  • Usar equipos de protección individual como guantes o gafas.
  • En las instalaciones subterráneas, se tiene que verificar que no exista un elemento próximo antes de realizar la zanja, y colocar una valla de seguridad.
  • Forma de llevar la línea eléctrica al exterior:
    • Conexión directa a la caja de distribución actual.
    • Instalación de un interruptor automático en el cuadro general (es la opción más adecuada).
    • Conexión a un enchufe si la carga eléctrica es baja.
  • El tubo para la instalación eléctrica exterior tiene que estar enterrado a una profundidad mínima de 40 cm, tiene que disponer de una banda de señalización que indique la presencia de cables.
  • El cable para la instalación eléctrica exterior tiene que ser unipolar o multipolar, hecho de cobre y con tensión de 0,6/1kV. En el caso de las instalaciones subterráneas tienen que estar dentro de tubos de polietileno reticulado con cubierta de policloruro de vinilo.
  • Todo el cableado de la instalación eléctrica exterior de la vivienda tiene que llegar a una caja de distribución estanca. Se trata de una caja que se emplea en instalaciones exteriores porque los elementos quedan totalmente herméticos, además dispone de sellos de goma. Desde esta caja se conecta con las cajas de distribución de intemperie, igual de estancas y herméticas que las anteriores pero utilizadas para colocar los interruptores y enchufes según el diseño de la instalación.
  • Los elementos del montaje exterior tienen un nivel mínimo de protección IP54, según UNE-20324 e IK 8 según UNE-EN-50102. Las conexiones de cableado tienen que ser por la parte de debajo de la envolvente.
  • Es importante tener atención especial a los elementos medioambientales:
    • Calor y viento: Las temperaturas altas dañan los cables y los tubos, en especial durante largos periodos. Podría producirse quemadura, desgaste o corrosión del aislamiento plástico que lo recubre.
    • Contaminación ambiental: Los materiales situados a la intemperie se encuentran en contacto con agentes muy contaminantes. Estas instalaciones están ligadas a problemas de corrosión.
    • Agua: En sus distintas formas (lluvia, helada, nieve, granizo…) puede deteriorar gravemente la instalación.
    • Humedad: Produce problemas cuando se absorbe por el polvo o se condensa y entra en contacto con los elementos eléctricos.
    • Polvo: Cuando posee partículas metálicas o humedad se convierte en un elemento muy conductor, por lo que se incrementa el peligro de electrocución. Además, si este polvo se origina de productos combustibles implica peligro de explosión.
¿Eres un profesional?

Recibe ofertas de trabajo y contacta con nuevos clientes

Recibe trabajos
¿Cuánto cuesta un proyecto eléctrico ?
600€ Es el precio más barato hasta ahora

El precio medio es de

3.386€
5.990€ Es el precio más alto hasta ahora

Estos precios son una media obtenida de 1.760 presupuestos solicitados en Certicalia.

Contacta con los mejores profesionales de tu zona:

PIDE PRESUPUESTOS en menos de 1 minuto y gratis
Consigue trabajos hoy con Certicalia

Recibe nuevos clientes que buscan profesionales como tú y ofertas para realizar trabajos.

Comienza ahora