¿Ser agente inmobiliario es rentable?

Alejandro

Alejandro

Arquitecto

En mi actividad profesional como arquitecto, mi cartera de clientes se puede dividir en tres tipos:

En el fondo, la labor de un agente inmobiliario no difiere de cualquier otro personal que necesite vender su producto para cuadrar su balance mensual. Todos los que trabajamos por cuenta propia tenemos que aprender a vender y este hecho es una verdad que empieza a calar entre una población muy dada a ver a los vendedores como charlatanes.

¿Eres un profesional y quieres encontrar nuevos clientes? Recibe ofertas de trabajo y contacta con nuevos clientes
REGÍSTRATE GRATIS

Un agente inmobiliario además es un supervendedor. Tiene que desempeñar su función de cierre de ventas dos veces:

  • La primera, para conseguir un cliente que le confíe la gestión de su piso
  • La segunda, para conseguir otro cliente que monetice la gestión del anterior piso

Las ventas, alquileres o gestión de inmuebles son las gestiones principales a las que un agente inmobiliario se dedica.

¿Cuánto gana el empleado de una inmobiliaria?

Un empleado de inmobiliaria puede trabajar exclusivamente con un sueldo fijo, o tener un salario base aderezado con incentivos como comisiones resultantes de las ventas que haya llevado a cabo con éxito. Es raro el caso de que el empleado de inmobiliaria trabaje exclusivamente a éxitos.

¿Cuánto gana un agente inmobiliario?

El agente inmobiliario, salvo que trabaje para una agencia a sueldo fijo, solamente gana dinero cuando consigue cerrar una operación inmobiliaria.

Dichos emolumentos suponen un porcentaje del montante total de la operación y suelen cobrarse al hacerse efectiva la misma. Es la famosa “comisión”, tan presente en las ventas o subarrendos que se producen por medio de segundas personas.

Otros agentes libres prefieren trabajar con cantidades fijas por proyecto, democratizando el proceso, o fijan los emolumentos en base a la dificultad objetiva que pueda existir a la hora de llevar a buen puerto la operación.

En todo caso, el agente inmobiliario, como cualquier profesional que va por libre, debe tener una tolerancia a la frustración y una resistencia al “no” a prueba de bomba, y mantener la cabeza fría para seguir aplicando su maestría a pesar de que el balance de gastos se le esté echando encima.

Este trabajo no es para los que no les guste correr riesgos ni vivir en un estado de incertidumbre. Por tanto, recomendaría realizarlo solamente si se siente en el corazón que uno está hecho para ayudar a los demás a encontrar su hogar perfecto.

¿Eres un profesional y quieres encontrar nuevos clientes? Recibe ofertas de trabajo y contacta con nuevos clientes
REGÍSTRATE GRATIS

Es posible para cualquiera iniciar la andadura abriendo una agencia inmobiliaria, y existen múltiples herramientas tecnológicas que facilitan el trabajo para los agentes.

Ventajas de ser agente inmobiliario libre

Para mí, la principal es disponer de un tiempo moldeable para llevar a cabo los proyectos de venta. Los agentes inmobiliarios suelen conocer a la perfección la idiosincrasia de los barrios en los que operan, lo que les convierte en un elemento de cohesión social.

La variedad del día a día, en contraste con un empleo de ir a la misma oficina ocho horas cada jornada, aumentada con el crisol de personalidades que suele conformar cualquier clientela, hace del trabajo freelance una pasión para los que necesitan incentivos diarios.

Objetivamente, la ventaja económica también es evidente. Los emolumentos del profesional dependerán directamente de su destreza para llevar a cabo la actividad. Si trabaja mal, cobrará muy poco o tendrá pérdidas. Si trabaja bien, en líneas generales, ganará bastante más dinero que un empleado; y en bastantes casos, muchísimo más dinero.

El hecho de luchar por su propio devenir sin un jefe que lo respalde da al agente inmobiliario libre un plus para ir a por todas.

Desventajas de ser un agente inmobiliario libre

En no pocas ocasiones se puede apoderar del profesional un vértigo, resultado de períodos de incertidumbre en los que por razones desconocidas, los resultados no llegan según las previsiones esperadas.

Sea por fluctuaciones del mercado, por errores propios o por la mala suerte, el profesional quiere respuestas. No las hay. La única es seguir empeñado en ayudar a la gente desplegando la pasión de cada uno con la ayuda del talento natural.

Por ello solamente una persona que desee estar en un piso a las diez de la noche convenciendo a un vendedor, o a la que no le tiemble el pulso a pesar de llevar dos meses sin cerrar ventas, o a la que no le importe que la moneda salga cruz, será capaz de ser un agente inmobiliario libre de manera natural.

Por último, aunque debería ir en primerísimo lugar y vale para cualquier venta, si no somos capaces de ponernos en el lugar de nuestros clientes y abandonar nuestro ego no seremos capaces de aumentar nuestro ratio de ventas.

¿Eres un profesional y quieres encontrar nuevos clientes? Recibe ofertas de trabajo y contacta con nuevos clientes
REGÍSTRATE GRATIS
¿Necesitas un contrato de compraventa?
PIDE PRESUPUESTO  en menos de 1 minuto y gratis
¿Te interesa lo que estas leyendo? ¡Suscríbete! Un email. Una vez a la semana. Cero Spam.

Muchas gracias por suscribirse a nuestros artículos.

A partir de ahora , recibirás un email a la semana con nuevos artículos.

*Al hacer clic en el botón "SÍ, QUIERO" estas aceptando la política de privacidad y cookies

Consigue trabajos hoy
con Certicalia

Recibe nuevos clientes que buscan profesionales como tú y ofertas para realizar trabajos.

Comienza ahora

Utilizamos cookies propias y de terceros para la gestión de sesiones de usuarios y de comentarios al blog, la interacción con redes sociales, personalización de publicidad, prestación del Servicio de Atención al Cliente y el análisis de visitas. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.