Cómo detectar fugas de agua

Manuel

Manuel

Arquitecto Técnico

Las fugas de agua en las instalaciones son más frecuentes de lo que podemos pensar. Tengamos en cuenta que las instalaciones de agua pueden ser privadas al transcurrir por el interior de nuestros edificios, lo mismo por zonas comunes como por zonas de uso privativo.

También tenemos redes públicas de suministro de agua pertenecientes a las distintas compañías que suministran el agua potable a nuestras ciudades.

¿Necesitas un boletín de agua?
PIDE PRESUPUESTO  en menos de 1 minuto y gratis

El mantenimiento de las conducciones públicas suele corresponder a las empresas suministradoras y a los ayuntamientos. Ellos son los encargados de reemplazar instalaciones antiguas, a veces obsoletas, por otras más nuevas.

En el caso de los edificios será la comunidad de propietarios (en las zonas de uso común) o el particular (en el interior de sus viviendas y locales).

Desgraciadamente no siempre estamos concienciados en cuidar las instalaciones de fontanería, lo que implica que cada año se pierdan miles de metros cúbicos de agua como consecuencia de las fugas en instalaciones poco estancas, normalmente por una falta de mantenimiento.

Las fugas de agua son una de las principales causas de pérdida de cientos de litros de agua. Las empresas y los particulares deben tenerlo en consideración, tanto para detectar posibles fugas como para prevenirlas.

Es importante destacar que la renovación de las instalaciones es la mejor forma de revalorizar un inmueble.

¿Por qué se producen las fugas de agua en las conducciones?

Las fugas de agua suelen producirse en la instalación de saneamiento (tuberías que sirven para evacuar las aguas residuales de los edificios) y en las instalaciones de fontanería que son las que nos proporcionan agua potable.

Normalmente, las fugas se producen en los empalmes y en las conexiones de estas tuberías, en sus accesorios (contadores, grupos de presión, llaves, etc.) o en los propios tramos de tubería.

Las causas de esas fugas las podemos encontrar en una mala ejecución o en el deterioro de los materiales por su propio envejecimiento. Los cambios de presión en el agua que circula por las conducciones suelen provocar que las juntas vayan cediendo con el paso del tiempo y dejen de ser estancas.

¿Necesitas un boletín de agua?
PIDE PRESUPUESTO  en menos de 1 minuto y gratis

Otra de las razones las encontramos en el propio material con el que se ha construido la instalación, ya sea PVC, cobre, polietileno reticulado o cualquiero otro de los muchos materiales que se emplean.

El envejecimiento de estos materiales, sobre todo los que están expuestos a la interperie (no tanto los empotrados), acaba provocando fisuras que facilitan la pérdida de agua en la instalación.

Es habitual que las tuberías que están en contacto con líneas sin protección (como conductos eléctricos o conductos de calefacción) acaben friccionando con éstas provocando un desgaste en los materiales y su consecuente fuga de agua.

Sea cual sea la causa, estos problemas pueden ocurrir en todo tipo de instalaciones y en cualquier momento y no siempre es fácil detectarlos a tiempo.

Por eso es importante prestar especial atención a las posibles señales de fugas, de modo que nos permita subsanarlas antes de vernos obligados a reparar humedades o enfrentar consecuencias peores.

¿Cómo podemos detectar fugas de agua en nuestras instalaciones?

Algunas fugas pueden ser visibles a simple vista, pero alrededor del 70% de las que se producen están ocultas bajo el suelo, paredes o techos. Las primeras serán fáciles de reconocer, pero, ¿qué sucede cuando la fuga de agua es aparentemente invisible?

Al pasar desapercibidas se tarda más tiempo en detectarlas y por lo tanto los daños serán mayores. Además del incremento en el gasto económico que puede suponer sobre todo en el caso de industrias o grandes infraestructuras.

Las compañías suministradoras cuentan con personal especializado en el mantenimiento de las instalaciones que circulan por la vía pública, pero los particulares también deberían tener nociones básicas para la localización de fugas de agua en sus viviendas.

Vamos a exponer algunas pautas para localizar e identificar fugas de agua en nuestras viviendas o locales.

Una de las cuestiones que nos pueden alertar sobre una fuga de agua en las instalaciones suele ser el incremento injustificado del consumo de agua.

Si en verano nos duchamos con más frecuencia que en invierno, o regamos nuestro jardín, podemos tener una justificación a ese consumo extra, pero si no se dan estos supuestos, lo normal es que sospechemos de alguna fuga de agua en las conducciones.

Un modo de comprobarlo es cerrando todas las llaves de paso de la casa, si el contador continúa avanzando es que existe una fuga de agua oculta que deberíamos poner en manos de un profesional.

Las superficies húmedas en paredes, techos o suelos suelen alertarnos de una fuga de agua. A veces podemos localizar zonas abultadas (yeso hinchado) o superficies ennegrecidas, incluso presencia de moho. Estos son indicadores inconfundibles de fugas de agua en nuestras instalaciones, y requieren actuación inmediata.

El sonido de agua circulando cuando no estamos tenemos abierto ningún grifo y no tenemos conectado ningún electrodoméstico (lavavajillas o lavadoras) suele ser otro indicador bastante claro.

En este caso, podemos probar a cerrar todos los grifos y dispositivos que requieren suministro de agua para su funcionamiento y permaneceremos atentos al sonido del agua.

Si el calentador de agua no se apaga cuando no lo estamos utilizando y permanece en constante funcionamiento, posiblemente se deba a una fuga en la instalación.

Métodos para la detección de fugas más frecuentes

En la actualidad existen numerosos métodos para la localización de fugas de agua que no son visibles a simple vista, y en los que la tecnología será nuestro mejor aliado. Todos los equipos son de una alta fiabilidad y permiten actuar con la mayor rapidez posible y ocasionando el menor trastorno al usuario.

Vamos a citar sólo las técnicas más conocidas.

  • Los escánares de humedad. Este tipo de escáner de humedad son capaces de detectar de forma no invasiva la aparición de humedades en cualquier material.
  • Cámaras termográficas. Este tipo de cámaras funcionan de un modo parecido a una cámara fotográfica, pero son capaces de distinguir las zonas que están más calientes y más frías, y en cierto modo las zonas más húmedas y zonas secas. Para ello, estas cámaras colorean con diferentes intensidades de tono los cambios de temperatura. Podremos detectar el agua que aparentemente no se ve.
  • Los equipos o dispositivos de escucha. Nos permiten buscar posibles fugas en los puntos de la red o en ramales. En las zonas con indicios se utilizará la correlación para centrar la fuga. La correlación consiste en colocar dos micrófonos entre dos puntos metálicos de la tubería y escuchar el ruido que se produce.
  • El georadar. El georadar localiza el punto exacto donde se ha producido la fuga de agua, y por lo tanto la zona a reparar, picando solo una superficie mínima para arreglar el tramo de tubería afectado, y no toda la instalación.

En caso de detectar una fuga de agua es conveniente buscar un profesional que evalúe los daños sin poner en peligro otras instalaciones. Puede hacerlo desde Certicalia.

¿Necesitas un boletín de agua?
PIDE PRESUPUESTO  en menos de 1 minuto y gratis
¿Eres un profesional y quieres encontrar nuevos clientes? Recibe ofertas de trabajo y contacta con nuevos clientes
REGÍSTRATE GRATIS

Otros artículos que te pueden interesar

Daños estructurales más comunes en un edificio

Afortunadamente, los daños estructurales más comunes que se producen en los edificios son los daños simples ...

Leer más

Cómo limpiar una piscina

 ¿Estás planteando un proyecto de piscina de cara al verano? ¿Tienes la suerte de tener una piscina privada ...

Leer más

¿Cuál es la multa por construir piscina sin licencia?

La normativa relativa tanto a las piscinas de uso público como a la licencia para construir una piscina de uso particular ...

Leer más

¿Cómo soldar un poro en una tubería de cobre?

Ya hemos hablado de cómo solucionar el ruido de las tuberías y de cuándo es necesario renovar las tuberías ...

Leer más

¿Te interesa lo que estas leyendo? ¡Suscríbete! Un email. Una vez a la semana. Cero Spam.

Muchas gracias por suscribirse a nuestros artículos.

A partir de ahora , recibirás un email a la semana con nuevos artículos.

*Al hacer clic en el botón "SÍ, QUIERO" estas aceptando la política de privacidad y cookies

Consigue trabajos hoy
con Certicalia

Recibe nuevos clientes que buscan profesionales como tú y ofertas para realizar trabajos.

Comienza ahora

Utilizamos cookies propias y de terceros para la gestión de sesiones de usuarios y de comentarios al blog, la interacción con redes sociales, personalización de publicidad, prestación del Servicio de Atención al Cliente y el análisis de visitas. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.