Consumo energético casi nulo: objetivo de los edificios nuevos

Desde  junio de 2013 en el que se aprobó el Real Decreto 235/2013, de 5 de abril de procedimiento básico para la certificación energética de los edificios y ahora todo inmueble que esté destinado para venta o alquiler tiene que poseer la etiqueta de eficiencia energética. Pero todo esto no es novedad. Todo proviene, entre otros, de la directiva europea DIRECTIVA 2002/91/CE del 16 de diciembre de 2.002, que posteriormente fue acompañada de la DIRECTIVA 2010/31/UE del 19 de mayo de 2010 y finalmente ha desencadenado en el real decreto de certificación energética.

Pero una de las cosas que se menciona en estos acuerdos y de la que no se está hablando mucho, es de que los edificios nuevos que se construyan a partir del 31 de diciembre de 2020 tendrán un consumo energético casi nulo objetivo.  Para los de titularidad pública la fecha será para el 31 de diciembre de 2018. 

¿Qué es un edificio de consumo energético casi nulo?

Ha sido difícil encontrar definiciones, principalmente porque no hay normativa al respecto, está en proceso, pero podríamos definirlo como: Un edificio con un nivel de eficiencia energética muy alto, que se determinará de conformidad con el anexo I de la directiva. La cantidad casi nula o muy baja de energía requerida debería estar cubierta, en muy amplia medida, por energía procedente de fuentes renovables, incluida energía procedente de fuentes renovables producida in situ o en el entorno.

¿Cómo se construye un edificio de consumo energético casi nulo?

Es una integración de numerosos aspectos vinculados a la energética edificatoria, entre los que destacan:

  • Buen diseño arquitectónico del edificio.
  • Alta calidad constructivo de la envolvente.
  • Inclusión en el mismo de fachadas y cubiertas inteligentes que utilicen fuentes y sumideros medioambientales.
  • Instalaciones y equipos de alto rendimiento medio estacional.
  • Equipos y sistemas innovadores apoyados por energías renovables.
  • Soluciones integrales de domótica que aglutinen y adapten todos estos conceptos a las necesidades específicas de cada edificio. De ahí el gran valor que tendrá los certificadores energéticos y de los sistemas de control independiente que velarán por la veracidad de la información.  

¿Cuánto cuesta un certificado energético?

Te mostramos el precio medio que nos han indicado los clientes y profesionales

60 €

Es el precio más barato hasta ahora

148 €
250 €

Es el precio más alto que se ha presupuestado

  • Estos precios son una media obtenida de 20 presupuestos solicitados en Certicalia
  • El presupuesto puede variar mucho dependiendo de algunos factores determinantes.
  • Para obtener un presupuesto personalizado contacta con los profesionales de tu zona

Contacta con los mejores profesionales en certificado energético

Pide presupuesto

en menos de 1 minuto y gratis

¿Necesitas un certificado energético?

Contacta con los mejores profesionales de tu zona

Pide presupuesto

en menos de 1 minuto y gratis

¿Necesitas un certificado energético?

Contacta con los mejores profesionales de tu zona

  • Cuéntanos que trámites necesitas para poder ayudarte

  • Varios expertos de la zona se pondrán en contacto contigo para darte un presupuesto

  • Elige al profesional que te ayudará a resolver el trámite de manera rápida y sencilla.

Pide presupuesto

en menos de 1 minuto y gratis

¿Eres un profesional y quieres nuevos clientes?

Contacta al instante con un persona que necesita un profesional para realizar un trámite en tu zona

Date de alta gratis

Utilizamos cookies propias y de terceros para la gestión de sesiones de usuarios y de comentarios al blog, la interacción con redes sociales, personalización de publicidad, prestación del Servicio de Atención al Cliente y el análisis de visitas. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.