Modificar la escalera para poner ascensor

Modificar la escalera para poner ascensor

Alejandro

Alejandro

Arquitecto

Hasta no hace mucho tiempo, ni la accesibilidad ni por tanto la instalación de ascensores eran un requisito considerado indispensable en las viviendas. De hecho, en no pocos inmuebles se sacrificaba esta obra – a pesar de que por espacio podía ser realizada – por el coste económico que suponía para el promotor.

Se llegaba inclusive al extremo de proyectar el edificio con el espacio preparado para el elevador por si en un futuro la comunidad de propietarios se animaba con financiación propia a instalarlo. Son aspectos de la evolución de la arquitectura que parecen increíbles hoy en día, pero que muestran una evolución de pensamiento acorde a los tiempos vividos.

Cuando se quiere instalar un ascensor en un edificio preexistente que en su día no fue proyectado ni construido para albergar una cabina elevadora, las intervenciones se pueden dividir en cinco tipos:

  1. Instalación del elevador sin la variación de la caja de escaleras
  2. Instalación del elevador mediante modificación de escalera
  3. Instalación del elevador mediante ocupando superficie privada de las viviendas
  4. Instalación del elevador mediante el añadido de un cuerpo extra al edificio
  5. Instalación del elevador no cumpliendo totalmente todos los parámetros de accesibilidad

Esta división es generalizada. Lo habitual es que podamos encontrar la combinación de dos tipos en operaciones complicadas, sobre todo las que se dan en condicionantes preexistentes con muy poca moldeabilidad, como puede ocurrir en viviendas de cascos antiguos de ciudades. Analizaremos uno a uno los diferentes casos.

¿Necesitas un Proyecto instalación de ascensor?

Contacta con los mejores profesionales de tu zona

Pide presupuesto

en menos de 1 minuto y gratis

Instalación del elevador sin la variación de la caja de escaleras

Es el tipo de intervención en proporción más económica, ya que solamente se tiene que contar con el precio de la misma caja de ascensor y de su maquinaria, y la instalación del conjunto. Por las características restrictivas de las viviendas antiguas, no es desgraciadamente la más habitual de las opciones, aunque se da el caso de que en inmuebles de antigüedad contrastada como los del Ensanche barcelonés, es relativamente fácil llevar a cabo este tipo de obra gracias a la visión del ingeniero Cerdà, que previó generosas crujías y distribuciones a mediados del siglo XIX, cuando ni siquiera el saneamiento de las calles era una opción planteable.

Instalación del elevador mediante modificación de escalera

Indudablemente varias veces más cara que la intervención menos traumática, es también la que exige más proceso de elaboración de propuesta e ingenio por parte de los proyectistas. En muchas ocasiones, la diferencia entre la experiencia y la pericia de los técnicos especialistas significa la viabilidad o no de la intervención. Por tanto, se trata de un motivo mayor para contrastar la búsqueda de soluciones con varios profesionales diferentes.

Instalación del elevador ocupando superficie privada de viviendas

Una opción que suele resolver numerosos problemas de espacio pero que por su propia característica, supone en ocasiones un cambio de costumbres para los usuarios afectados y evidentemente una pérdida de superficie útil de sus viviendas. Por otra parte, no en pocas ocasiones se ha dado la feliz circunstancia de que esa pérdida de espacio (de una media de 1,5 metros cuadrados) se ha traducido en una mejora de la distribución interior del piso, que compensa sobradamente la primera vicisitud.

Instalación del elevador mediante el añadido de cuerpo extra al edificio

Para llevar a cabo este proyecto, que desde el punto de vista de la limpieza arquitectónica, es la opción más deseable, es necesario cumplir aparte de las normativas inherentes a la instalación del ascensor – de las que hablaremos después -, las ordenanzas o normas urbanísticas existentes respecto al decoro de fachadas, carta de colores, etc. Las dos opciones más habituales de este tipo de soluciones son las pasarelas tipo edificio de apartamentos de playa, o utilizar superficies como los balcones como nuevo acceso a las viviendas, conservando la caja de escaleras como acceso auxiliar.

Instalación del ascensor no cumpliendo todos los parámetros de habitabilidad

En otros textos he insistido en que la accesibilidad no es negociable y debe siempre intentar conseguirse al 100%, pero en algunas ocasiones esto no es viable físicamente o económicamente, y por no esperar un ciclo de vida entero, se opta por “parchearla”. El ejemplo más típico es la instalación de un ascensor que da a los rellanos intermedios de las viviendas por la inviabilidad del cambio de la caja de escaleras. El acceso a las viviendas sigue estando a medio piso de distancia – unos siete escalones -, pero sin duda esto es mejor que el estado original. Se ha de mirar de este modo, con el vaso medio lleno.

Las dimensiones mínimas de la caja del ascensor son de 1 metro de ancho por 1,25 metros de fondo en edificios públicos, con el condicionante extra de un espacio libre de mínimo 1,5 metros de diámetro en el acceso del mismo, pensando en las personas de movilidad reducida. En viviendas de condicionantes muy restrictivos, por supuesto, lo que cuenta es conseguir la accesibilidad al 100% y para ello se permiten licencias como cabinas de menor tamaño, pero que sean las únicas viables en la configuración arquitectónica existente.

En el caso de que se tenga que intervenir en las escaleras por la instalación de la caja del ascensor, se tiene que tener en cuenta de que los tramos no sean de un ancho menor a 90 centímetros, y si por los condicionantes arquitectónicos se tienen que rebajar, siempre consultar las normativas municipales y al técnico municipal. En ocasiones se permite rebajar el ancho autorizada con justificaciones de diferentes tipos, pero nunca a menos de 80 centímetros y en contraprestación, asegurando con creces normativas contra incendios, señalización o iluminación.

Si necesitas un proyecto de instalación de un ascensor o un proyecto de viabilidad, consulta con un profesional de Certicalia que os acompañe en todo el proceso.

¿Eres un profesional?

Recibe ofertas de trabajo y contacta con nuevos clientes

Recibe trabajos
¿Cuánto cuesta un proyecto instalación de ascensor ?
2.000€ Es el precio más barato hasta ahora

El precio medio es de

5.453€
8.997€ Es el precio más alto hasta ahora

Estos precios son una media obtenida de 1.008 presupuestos solicitados en Certicalia.

Contacta con los mejores profesionales de tu zona:

PIDE PRESUPUESTOS en menos de 1 minuto y gratis
Consigue trabajos hoy con Certicalia

Recibe nuevos clientes que buscan profesionales como tú y ofertas para realizar trabajos.

Comienza ahora