Cocinas abiertas al salón con isla: ventajas, desventajas e ideas

Cocinas abiertas al salón con isla: ventajas, desventajas e ideas

Silja

Silja

Arquitecto

Ya hemos ido viendo ideas para reformar una casa, y hoy hablamos sobre las cocinas abiertas al salón con isla, que están cada vez más de moda. Las vemos en programas o revistas de decoración y casi todas las casas de lujo tienen una cocina de estas características. Pero una cocina con isla no tiene por qué ser un objeto de lujo, ni estar vinculada a una casa grande o abierta. Es una opción más para distribuir nuestra cocina.

¿Necesitas un Proyecto reforma vivienda?

Contacta con los mejores profesionales de tu zona

Pide presupuesto

en menos de 1 minuto y gratis

¿Qué es una cocina con isla?

Para entender el auge actual de las cocinas con isla, hay que recordar que, tradicionalmente, en las casas el espacio de trabajo está situado contra la pared.

Esto es así porque antes no era común la encimera continua, sino una serie de aparatos que difícilmente se podían colocar en el medio de la cocina, como el horno o la cocina de leña, o una pileta para fregar.

El espacio de encimera se podía colocar en cualquier parte y no tenía por qué ser de la misma altura, podía ser la propia mesa para comer, que en el caso de una casa de una familia acomodada se trataba de la mesa del servicio.

Con la llegada de las cocinas industrializadas, el tamaño de las cocinas se hace más compacto, modular y, por ello, los electrodomésticos se colocan uno detrás de otro, aprovechando todos los espacios en superficie como encimera, a la misma altura, y los huecos en los que no hay electrodomésticos como espacio de almacenaje.

Pero todavía se mantiene la separación entre la cocina y el comedor en estancias diferenciadas. Continúa la concepción de la cocina como un elemento sucio, lleno de olores, a veces solo para el servicio, en el que hay que trabajar encerrado; y el comedor como un elemento noble y limpio, sin olores.

Por tanto, las cocinas de este tipo eran pequeñas, rodeadas de paredes y no se contemplaba separar la encimera de los paramentos.

islas de cocina

Cocinas abiertas al salón con isla

Este concepto hoy en día ha cambiado y las cocinas abiertas al salón con isla han tomado cada vez más protagonismo. Existen extractores mucho mejores, existe el microondas y la comida viene mucho más precocinada, por lo que en la mayoría de las cocinas se producen muchos menos olores y mucho menos humo.

Además, las cocinas con isla se han puesto de moda porque el modelo de convivencia ha cambiado: la persona que cocina ya no quiere estar encerrada, sino hablando con su familia o con sus invitados, vigilando a los niños, viendo la televisión, etc.

Esto no quiere decir que la única opción sean las cocinas abiertas al salón con isla; pero sí que pueden estar abiertas o semiabiertas a algún espacio contiguo: la mesa de la cocina, el comedor, una barra de bar…

Para realizar la transición entre el espacio para cocinar y el espacio contiguo existen tres elementos diferenciados, de mayor a menor privacidad:

  • El pasaplatos: Se trata de un hueco en la pared para pasar los platos, que a veces incluso se puede cerrar.
  • La península: Se trata de una parte de la encimera, conectada con el resto, pero que no se apoya en la pared.
  • La isla: Las islas de cocina son una franja de encimera completamente aislada del resto y que no se apoya en la pared.

El pasaplatos une dos estancias independientes. Sin embargo, tanto las penínsulas como las islas de cocina dividen una misma estancia espacialmente. La diferencia entre ambas es que la isla de cocina se puede rodear completamente, por lo que, en principio, requiere de más espacio.

¿Necesitas un Proyecto reforma vivienda?

Contacta con los mejores profesionales de tu zona

Pide presupuesto

en menos de 1 minuto y gratis

Dimensiones de una isla de cocina

Las dimensiones de las islas de cocina pueden ser muy variadas y dependerán del tipo de isla que tengamos. Como criterios mínimos, hemos de establecer que la altura de la isla es conveniente que sea la misma que la del resto de encimeras, alrededor de unos 90 cm, y que el ancho deberá ser de 90 cm como mínimo, más si tiene zona de bar.

Por último, la separación con las encimeras de enfrente deberá ser como mínimo de 90 cm para que el usuario de la cocina pueda desenvolverse con comodidad, lo que puede ser un inconveniente para conseguir cocinas pequeñas con isla.

cocinas abiertas al salón con isla

Tipos de islas de cocina

No todas las islas de cocina son iguales, ni estética ni funcionalmente. Una buena isla de cocina será la que mejor se adapte a la manera de usarla de sus usuarios. Existen dos grandes tipos de islas, según su posición:

  • Las islas de cocina longitudinales, que delimitan dos ámbitos de la misma cocina. Se trata de islas interiores. Es propio de las cocinas industriales, de restaurante. En las cocinas de vivienda también se puede dar, para delimitar dos ámbitos dentro de la misma cocina o como isla de servicio.
  • Las islas de cocina transversales, que separan el espacio de cocina con el resto. Son las más habituales, pues hacen de transición entre la cocina y el comedor, ideales para cocinas abiertas al salón con isla.

Por tanto, para diseñar una isla, debo imaginarme cómo quiero relacionarme con el espacio contiguo a la cocina.

Podemos clasificar también las islas en función de su uso y del contenido que tengan:

  • Isla de cocina con encimera: Esta isla será completamente diáfana en su superficie y puede tener mobiliario debajo o no. Puede tener cualquier altura, puesto que realmente es una superficie de apoyo. Es ideal para usarla como zona de trabajo mientras se establece relación con el exterior de la cocina.
  • Isla de cocina con encimera y barra: Igual que la anterior pero con un sobreancho para colocar taburetes debajo y poder usar la zona opuesta a la cocina como bar, zona de desayuno, etc. La zona de bar puede tener una altura diferente o ser continua.
  • Isla de cocina con área de fuego: Es ideal para cocinar mientras se establece relación con el exterior de la cocina. El problema es que hay que situar una campana extractora justo encima (y reconducir la salida de humos a cubierta), ya sea oculta o vista. En este caso, hay que tener espacio alrededor del fuego, tanto de servicio como de separación con zonas de bar o de desayuno, para que los comensales no se sitúen demasiado cerca.
  • Islas de cocina con área de fregadero: Similar al caso anterior. En este caso, serán necesarias instalaciones de fontanería y saneamiento en el medio de la estancia.

Recomendaciones

Aunque debemos adaptar cada isla de cocina a nuestras necesidades, no debemos caer en ciertos errores típicos que empeorarán el uso y la comodidad de la isla. Estas son algunas recomendaciones que debemos tener en cuenta:

  • No debemos saturar la superficie de la isla de cocina. Es decir, es mejor que tengamos un solo aparato en la superficie de la isla (o ninguno), ya sea la cocina o el fregadero. Tenemos que tener en cuenta que la isla funcionará muchas veces como pasaplatos, por lo que necesitamos una gran superficie diáfana.
  • No debemos intentar encajar la isla en la cocina con calzador. Si no tenemos espacio suficiente para instalar una isla, es mejor que instalemos simplemente una península o un simple mueble de servicio.
  • El acceso a los aparatos y al almacenamiento debe hacerse por el interior de la isla. La zona de trabajo debe estar muy acotada, a un par de pasos como mucho, por lo que si para coger un cazo tenemos que dar toda la vuelta a la isla, no será muy práctico. Si colocamos algo en la zona exterior de la isla de cocina, que sean elementos relacionados con el comedor: cubiertos, manteles, etc.
  • Si vamos a colocar taburetes de un lado y utilizar la isla como barra, es recomendable hacer una barra volada para poder introducir las piernas. De lo contrario, nadie va a querer utilizar esa barra.
  • Si colocamos una barra, no debemos situar los taburetes demasiado juntos. No se trata de la barra de un bar. Más de dos asientos juntos suele ser excesivo.
  • Podemos combinar zonas de almacenamiento con zonas diáfanas, por ejemplo, para colocar la barra. También podemos combinar zonas a diferente altura.
  • En las islas de cocina suelen quedar bien las luminarias colgadas para remarcar la superficie de la isla.
  • Si vamos a utilizar la isla como zona de trabajo, es recomendable colocar algunos enchufes, que pueden estar integrados en la encimera, ocultos, etc.
¿Necesitas un Proyecto reforma vivienda?

Contacta con los mejores profesionales de tu zona

Pide presupuesto

en menos de 1 minuto y gratis

Ventajas de las cocinas con isla

Las islas no son siempre la solución ideal, tienen sus ventajas y sus inconvenientes, según el tipo de cocina que necesitemos. Veamos algunas de las ventajas:

  • Aumentan la superficie de encimera.
  • Diferencian espacios sin tener que cerrarlos.
  • Pueden servir de mesa de apoyo e incluso en viviendas pequeñas pueden sustituir a la mesa de comedor.
  • Permiten conectar a la persona que cocina con los comensales.
  • Permiten a la persona que cocina tener distintas visiones, más allá de mirar contra la pared.
  • Estéticamente tienen muchas posibilidades.

Desventajas de las cocinas con isla

  • En cocinas pequeñas, rodear la isla con un espacio de 90 cm de ancho puede ser un lujo. Por eso, a veces es difícil encajar cocinas pequeñas con isla. En estos casos, puede encajar mejor una península.
  • Los extractores exentos son más caros que los convencionales. También puede resultar más costoso llevar el resto de instalaciones (fontanería, saneamiento, electricidad) a la isla.
  • La isla requiere acabados buenos por todos sus lados. Un mueble pegado a la pared solo por uno de ellos.
  • Si la isla no está bien diseñada, puede llegar a ser un objeto molesto que tengamos que estar rodeando todo el rato.

cocinas pequeñas con isla

Conclusión

Las islas de cocina son una alternativa muy a tener en cuenta en las cocinas de hoy en día. Tienen un gran potencial, ya que permiten integrar una barra o mesa auxiliar en la cocina. Sus posibilidades estéticas son infinitas, pues permiten usar todo tipo de materiales.

Como objeto, las islas de cocina pueden ser un hito en sí mismas: pueden ser el centro de atención o una separación visual entre dos ambientes. Como inconveniente está que, por tamaño, no todas las cocinas admiten una isla y que pueden salir más caras que una cocina pegada a la pared.

A veces, puede resultar difícil encajar cocinas pequeñas con isla. Pero, si te gustan las cocinas con isla, no las descartes rápidamente, seguro que hay una isla que se adapta perfectamente a tu cocina. ¿Ya te has decidido? Aquí puedes ver más información sobre proyectos de reforma de vivienda.

¿Eres un profesional?

Recibe ofertas de trabajo y contacta con nuevos clientes

Recibe trabajos
¿Cuánto cuesta un proyecto reforma vivienda ?
1.501€ Es el precio más barato hasta ahora

El precio medio es de

5.749€
9.992€ Es el precio más alto hasta ahora

Estos precios son una media obtenida de 2.238 presupuestos solicitados en Certicalia.

Contacta con los mejores profesionales de tu zona:

PIDE PRESUPUESTOS en menos de 1 minuto y gratis
¿Necesitas un Proyecto reforma vivienda?

Contacta con los mejores profesionales de tu zona

  • Cuéntanos que trámites necesitas para poder ayudarte

  • Varios expertos de la zona se pondrán en contacto contigo para darte un presupuesto

  • Elige al profesional que te ayudará a resolver el trámite de manera rápida y sencilla.

Pide presupuesto

en menos de 1 minuto y gratis

Consigue trabajos hoy con Certicalia

Recibe nuevos clientes que buscan profesionales como tú y ofertas para realizar trabajos.

Comienza ahora