Estudio energético de una comunidad de vecinos

Estudio energético de una comunidad de vecinos

Manuel

Manuel

Arquitecto Técnico

Vamos a intentar explicar en qué consiste un Estudio de Eficiencia Energética de una comunidad de vecinos.

Tengamos en cuenta que aproximadamente, el 30% del consumo de energía primaria se debe a los edificios, y por ello las normativas europeas han intentado incidir sobre el consumo energético de las construcciones, creando una herramienta similar a la que se emplea con los electrodomésticos.

¿Eres un profesional?

Recibe ofertas de trabajo y contacta con nuevos clientes

Recibe trabajos

Estas normativas obligan a clasificar las nuevas construcciones con una etiqueta que informe a los compradores del grado de eficiencia energética del edificio.

De este modo todos los edificios contarán con una etiqueta identificativa donde figure la calificación energética (desde la A, que correspondería a los edificios más eficientes, a la G, los edificios menos eficientes) y en la que se incluya su consumo estimado de energía y las emisiones de CO2 asociadas.

Datos de partida del Estudio de Eficiencia Energética

Como datos de partida nos centraremos en un edificio de viviendas entre medianeras situado en la población de Pamplona.

El edificio data de 1960. Consta de 6 plantas sobre la rasante de la calle y se compone de 18 viviendas de unos 90 m2 cuadrados cada una, es decir 1.720 m2 de superficie construida, contando con las zonas comunes del edificio.

Análisis de la envolvente

Lo primero que hemos tenido en cuenta es la envolvente del edificio, es decir, las distintas fachadas, y cubiertas, ya limiten éstas con el exterior o sean medianeras con otros edificios. La superficie de contacto del edificio con el terreno también es tenida en cuenta.

También prestaremos atención a los sistemas constructivos empleados en las fachadas y en las cubiertas, es decir con qué materiales se ha construido, los espesores de esos materiales, la existencia o no de cámaras de aire, aislamientos térmicos, etc.

Finalmente, consideraremos la orientación de esas fachadas y las posibles sombras que otros edificios o elementos naturales (montañas, por ejemplo) puedan arrojar sobre nuestro edificio.

En nuestro caso, la fachada principal se compone de dos hojas de ladrillo con una cámara de aire, sin presencia de aislamiento térmico. Esta fachada está orientada hacia en NE y su superficie total es de 324 m2, sin descontar los huecos de puertas y ventanas.

¿Eres un profesional?

Recibe ofertas de trabajo y contacta con nuevos clientes

Recibe trabajos

Tenemos un patio de luces donde no da el sol. Las fachadas de este patio son de una sola hoja de ladrillo cerámico revestido exteriormente mediante un enfoscado de cemento. Tampoco posee ningún tipo de aislamiento térmico.

El resto de fachadas son medianeras y limitan con otros edificios de viviendas colindantes.

Respecto a la cubierta del edificio, nos encontramos con una cubierta plana (una terraza comunitaria). Tampoco posee aislamiento térmico.

A continuación, prestaremos atención a la tipología de carpintería exterior, comprobando que el 30 % son ventanas de madera con vidrio de una sola hoja y con deficiencias de estanqueidad debido al deterioro de la madera por el paso del tiempo y la ausencia de mantenimiento. El 60% son carpinterías de aluminio con un vidrio simple, y sólo el 10% restante de las ventanas son de aluminio con rotura de puente térmico y doble acristalamiento.

No concluiremos el estudio de la envolvente de nuestro edificio hasta que hayamos analizado los huecos de puertas y ventanas, así como los puentes térmicos provocados por los contornos de ventanas y puertas exteriores, persianas, pilares y frentes de forjado, principalmente.

Análisis de las instalaciones del edificio

Respecto a las instalaciones de calefacción, hemos observado que el 40% de las viviendas poseen instalación de gas natural, siendo el 60% restante instalaciones eléctricas.

Los equipos de generación de agua caliente también funcionan con gas natural y electricidad en las mismas proporciones que la calefacción.

Sólo dos viviendas cuentan con equipos de refrigeración y ninguna de ellas dispone de energías alternativas, como energía solar, fotovoltáicas, o biomasa, por ejemplo.

Según todos estos datos de partida, el resultado de los cálculos efectuados nos proporciona un indicador de KgCO2/m2 de 58,7, perteneciente a la letra E. Concretamente las emisiones de CO2 de las instalaciones de calefacción ascienden a 45,9 y las de las instalaciones de producción de agua caliente suponen 12,8.

Respecto al consumo de energía primaria obtenemos un valor de 277,4 lo que nos sitúa en la letra F.

estudio eficiencia 1

Propuestas de mejora

Una vez conocido el comportamiento de nuestro edificio desde el punto de vista energético, trataremos de estudiar algunas medidas de mejora energética.

Sustituir la carpintería exterior

Primeramente, vamos a suponer que simplemente sustituimos la carpintería exterior por otras más estancas, por ejemplo, de PVC con doble acristalamiento y con rotura de puente térmico.

En este caso, observamos que pasamos de 58,7 (KgCO2/m2) a 58,1 respecto a las emisiones de CO2; y de 277,4 (kwh/m2 año) a 274,3 en cuento al consumo de energía no renovable.

El coste de sustituir la carpintería exterior puede suponer para la comunidad de propietarios unos 30.000 €, es decir un promedio de 1.666 € por vecino.

estudio eficiencia 2

Mejora energética sustituyendo la carpintería exterior

Aislar las fachadas por el exterior

Otra de las medidas que vamos a proponer a la comunidad de propietarios es aislar térmicamente las fachadas desde el exterior. El aislamiento desde el exterior evitará los puentes térmicos que tendremos si aislamos desde el interior de las viviendas, además de no afectar a la superficie útil de las habitaciones que se vean afectadas. Se descarta aislar térmicamente las cámaras de aire por la cantidad de puentes térmicos que ello podría suponer.

En este otro caso, observamos cómo hemos bajado a 159,05 (kwh/m2 año) en cuanto a demanda de energía no primaria. También descendemos a 33,68 (KgCO2/m2) en emisión de CO2.

Los costes de aislar térmicamente todas las fachadas del edificio (fachada principal y patios de luces (no medianeras) puede rondar de los 50 €/m2 (sistema Sate de lana de roca), a los 34 €/m2 empleando el sistema termoenfoscado natural transpirable. Es decir, un promedio de 42 €/m2, lo que supondrían unos 13.230 € al contar con 315 m2 de fachadas. Esto supone 735 € por vecino.

estudio eficiencia 3

Mejora energética aislando térmicamente las fachadas por el exterior

Sustituir los equipos de generación de calor y agua caliente

Por último, le hemos propuesto a la comunidad de propietarios que reemplacen los equipos de generación de calor y agua caliente por otros más eficientes.

En este caso hemos apostado por una termoestufa o hidroestufa de pellets, y hemos obtenido como datos: 165 (Kwh/m2 año) en demanda energética y 15.8 (KgCO2/m2) en emisiones de CO2.

Los costes de estas instalaciones ascienden a 2.500 € por vecino.

Conclusiones

Al final de nuestro estudio de eficiencia energética hemos llegado a la siguiente conclusión.

Opción 1. Sustituir la carpintería exterior con un coste de 1.666 € por vecino.

  • Valores de origen (emisiones de CO2): 58.7. Valores finales: 58.1. Porcentaje de mejora: 1%.
  • Valores de origen (consumo de energía primaria no renovable): 277.4. Valores finales: 274.3. Porcentaje de mejora:1%

Opción 2. Aislar térmicamente las fachadas por el exterior con un coste de 735 € por vecino.

  • Valores de origen (emisiones de CO2): 58.7. Valores finales: 33.68. Porcentaje de mejora: 42%.
  • Valores de origen (consumo de energía primaria no renovable): 277.4. Valores finales: 159.05. Porcentaje de mejora: 43%.

Opción 3. Sustituir los equipos de calefacción con un coste de 2.500 € por vecino.

  • Valores de origen (emisiones de CO2): 58.7. Valores finales: 15.8. Porcentaje de mejora: 73%.
  • Valores de origen (consumo de energía primaria no renovable): 277.4. Valores finales: 165.0. Porcentaje de mejora: 40%.

Llegamos a la conclusión de que con la opción de aislar térmicamente las fachadas del edificio desde el exterior, el gasto por vecino ronda los 735 € pero la mejora es del 42% aproximadamente, tanto en emisiones de CO2 como en consumo de energía. Consideramos, en este caso, que esta sería la alternativa más viable.

Si realizas estudios de eficiencia energética, certificados energéticos u otros trámites; registrate gratis en Certicalia y comienza a trabajar hoy mismo. Entra a formar parte de la plataforma y te contamos cómo empezar a contactar con tus nuevos clientes.

¿Eres un profesional?

Recibe ofertas de trabajo y contacta con nuevos clientes

Recibe trabajos
¿Cuánto cuesta un estudio de eficiencia energética ?
51€ Es el precio más barato hasta ahora

El precio medio es de

338€
600€ Es el precio más alto hasta ahora

Estos precios son una media obtenida de 739 presupuestos solicitados en Certicalia.

Contacta con los mejores profesionales de tu zona:

PIDE PRESUPUESTOS en menos de 1 minuto y gratis
Consigue trabajos hoy con Certicalia

Recibe nuevos clientes que buscan profesionales como tú y ofertas para realizar trabajos.

Comienza ahora