¿Es rentable instalar paneles fotovoltaicos en una casa y lograr el autoconsumo?

¿Es rentable instalar paneles fotovoltaicos en una casa y lograr el autoconsumo?

Sila Molist

Sila Molist

Arquitecto

Publicado el 04/05/2022

El precio de la electricidad es cada día más caro. Muchos consumidores tienen el anhelo de “desengancharse de la red”, tanto para ahorrar energía y dinero como para ser más ecológicos, e incluso por un cierto recelo hacia las compañías eléctricas. Pero ¿es esto posible? ¿Puede una vivienda llegar plenamente al autoconsumo eléctrico? ¿Por qué vemos tan pocas instalaciones fotovoltaicas en viviendas? ¿Hasta qué punto es rentable instalar paneles fotovoltaicos en una casa?

¿Necesitas legalizar instalación fotovoltaica aislada?

Contacta con los mejores profesionales de tu zona

Pide presupuesto

en menos de 1 minuto y gratis

Diferencia entre paneles solares y paneles fotovoltaicos

Antes de nada, hemos de distinguir dos tipos de energía solar: la energía solar térmica, que se usa en los paneles solares, y la energía solar eléctrica, que se usa en los paneles fotovoltaicos. Aunque genéricamente se les llama paneles solares a ambos, los paneles solares (o colectores solares) son los que generan energía solar térmica, calentando un fluido caloportador que normalmente se usa para generar agua caliente o calefacción. Por el contrario, los paneles fotovoltaicos generan energía eléctrica, que llegará a la red eléctrica de nuestra vivienda.

Los paneles solares se llevan utilizando en viviendas desde hace bastante tiempo, siendo la alternativa principal para producir agua caliente sanitaria (ACS) desde la implantación del Código Técnico de la Edificación en el año 2006, debido al DB-HE 4, que obliga al uso de energía renovables para cubrir la demanda de ACS, aunque en los últimos años se ha ido sustituyendo por otras energías renovables como puede ser la aerotermia.

Los paneles fotovoltaicos no se comenzaron a utilizar en España, para autoconsumo, hasta 2019, debido al “impuesto al sol” (oficialmente llamado cargo transitorio por energía autoconsumida), que consistía en un peaje que tenían que pagar las instalaciones fotovoltaicas desde 2015 (Real Decreto 900/2015)  hasta que se derogó en 2019 (RD 244/2019). A partir de esta fecha, empezaron a proliferar las instalaciones de autoconsumo, aunque más en el sector industrial que en las viviendas.

¿Cómo funcionan los paneles solares fotovoltaicos?

Los paneles fotovoltaicos se componen de placas compuestas por células fotovoltaicas, integradas principalmente por silicio, que gracias a la radiación solar generan una carga eléctrica que produce corriente continua. Mediante un inversor, esta corriente continua se transforma en corriente alterna, que es la que llega a la red de nuestra casa.

Existen varios tipos de paneles fotovoltaicos: de silicio monocristalino, de silicio policristalino y de capa fina. Cada módulo tiene una potencia máxima o potencia pico, medida en vatios pico (Wp). Esta medida se trata de la potencia que podría alcanzar un módulo en condiciones ideales, pero la potencia real puede variar mucho en función de varios factores, principalmente el soleamiento que haya en cada momento.

Además de los paneles y del inversor, la instalación fotovoltaica puede tener baterías o no. Las baterías sirven para acumular la energía eléctrica que no se consume al momento y utilizarla en momentos en los que no haga sol. En principio podría parecer un elemento indispensable, sobre todo si queremos que nuestra instalación sea completamente autosuficiente. El problema es su elevado coste, que hace que en muchos casos no compense colocarlas.

La alternativa a las baterías es verter el excedente de energía a la red eléctrica. La compañía suministradora te pagará una cantidad por cada kilovatio vertido a la red, aunque a un precio menor al que se compra.

Instalación de paneles fotovoltaicos

¿Cuánto cuesta instalar paneles fotovoltaicos?

No hay una respuesta concreta a esta pregunta, pues dependerá de cuántos paneles se instalen y si se instalan baterías o no. Por ejemplo, una instalación fotovoltaica para una vivienda unifamiliar puede rondar los 4.000 €, con una potencia pico de unos 2,5 kWp y sin baterías. Con una instalación de este tipo seremos autosuficientes durante los momentos de pleno sol, y verteremos pocos excedentes a la red eléctrica.

Sin embargo, si lo que queremos es una instalación aislada plenamente autosuficiente, necesitaría una potencia pico de unos 15 kWp, y 50 kW de baterías. Esto implicaría una gran cantidad de paneles fotovoltaicos y de baterías. Además de mucho espacio en la cubierta para los paneles y en el interior para las baterías. Este tipo de instalación puede rondar tranquilamente los 30.000 €. Si no queremos conectarnos a la red eléctrica sería aconsejable instalar algún generador alternativo de emergencia. Este generador puede ser, por ejemplo, de gasóleo por si falla en un momento dado la instalación fotovoltaica.

¿Dónde instalar paneles fotovoltaicos?

Es muy importante que los paneles fotovoltaicos estén bien orientados, pues en función de eso la potencia que generen será mayor. Su mejor orientación sería entre 20° y 40° hacia el sur. También es muy importante que se coloquen en una zona en la que no se produzcan sombras a ninguna hora del día.

Por ello, su situación ideal es en la cubierta de la vivienda, en el faldón sur si se trata de una cubierta inclinada. Si se trata de una cubierta plana, se pueden instalar soportes que sitúen los paneles en la orientación deseada. No es recomendable en ningún caso instalar los paneles en faldones norte o en zonas en sombra, puesto que el rendimiento de los paneles disminuiría a menos del 50%, lo que seguramente hiciese inviable la amortización económica de los mismos.

Los paneles fotovoltaicos también se pueden instalar en edificios de viviendas. En este caso hay que valorar si la cubierta del edificio está suficientemente soleada y no le producen sombras los edificios colindantes. También es posible instalar los paneles en un edificio vecino, siempre que esté a menos de 500 m del nuestro. Los vecinos tendrían que llegar a un acuerdo de cómo se reparte la energía producida, por ejemplo en base a la potencia contratada por cada vivienda.

¿Necesitas legalizar instalación fotovoltaica aislada?

Contacta con los mejores profesionales de tu zona

Pide presupuesto

en menos de 1 minuto y gratis

¿Cómo ahorrar electricidad con paneles fotovoltaicos?

Para llegar a amortizar la instalación de paneles fotovoltaicos, hay que dimensionar muy bien la misma. Para ello, es importante realizar un estudio de consumos y de costes. Las propias empresas instaladoras suelen ofrecer este servicio.

En general, verter energía a la red eléctrica no suele compensar mucho. Por un lado, los costes fijos del contrato no van a variar, lo que implica un porcentaje muy alto de la factura de la luz. Por el otro, el precio que paga la compañía por el kilovatio es inferior al que pagamos por lo que usamos. Además, el balance nunca puede ser a nuestro favor, es decir, si vertemos más energía de la que consumimos, en el mejor de los casos nos quedaremos a cero, pero la compañía eléctrica nunca nos va a pagar dinero.

Si tenemos baterías pero aún así seguimos conectados a la red eléctrica, tendremos que pagar los términos fijos de la factura de la luz. Bien es verdad que probablemente podremos disminuir la potencia contratada, pero el ahorro no va a ser tan elevado como pudiere parecer.

Si pretendemos darnos de baja del contrato con la compañía eléctrica, por un lado ya no podremos verter los excedentes a la red, y por el otro tendremos una instalación completamente sobredimensionada que probablemente nunca lleguemos a amortizar, debido principalmente al coste de las baterías.

Por tanto, el sistema más rentable para una vivienda unifamiliar convencional, suele ser la instalación de un sistema sencillo, bien dimensionado y ajustado a nuestro consumo, vertiendo los excedentes producidos a la red. El ahorro puede ser de unos 500 € al año y se puede llegar a amortizar en unos 10 años o incluso un poco menos, y mucho antes si obtenemos una subvención.

rentabilidad instalación placas fotovoltaicas

Paneles fotovoltaicos en una vivienda unifamiliar

Instalar paneles fotovoltaicos es una vivienda unifamiliar existente es más sencillo que en un edificio, pues nos evitaremos conflictos con los vecinos. Lo ideal es instalarlos en el tejado, siempre que tengamos sitio en el faldón sur o en la orientación más cercana al sur. También tendremos que tener espacio para el inversor, que debe estar en un lugar ventilado y seco, por ejemplo en el garaje o en un cuarto de instalaciones.

Conclusión

A día de hoy no está claro si, a nivel económico, compensa colocar paneles fotovoltaicos en una vivienda. Si el sistema está bien dimensionado, a la larga se acabará amortizando. Pero si tenemos una vivienda existente es probable que haya actuaciones que se amorticen mucho antes, como por ejemplo aislar bien toda la envolvente térmica del edificio (fachadas, cubierta e incluso suelo), instalar un sistema de calefacción eficiente y renovable e incluso instalar un sistema de ventilación con recuperador de calor.

Si ya tenemos una vivienda completamente eficiente, los paneles fotovoltaicos pueden ser un paso más allá. Hemos de analizar nuestros consumos para no instalar un sistema completamente sobredimensionado que, además, tampoco es tan ecológico como parece, pues algunos de sus elementos tienen materiales contaminantes como el tetracloruro de silicio, o materiales que se extraen de minas de países con pocas garantías laborales. De todas maneras, existen marcas y modelos de paneles sin este tipo de materiales y, en cualquier caso, el impacto ecológico de los paneles fotovoltaicos siempre va a ser menor que el de los sistemas de producción de energía convencionales (carbón, gas natural, petróleo, etc.).

Probablemente en un futuro cercano la energía solar fotovoltaica sea cada vez más competitiva, debido al abaratamiento de sus elementos, y lleguemos a un momento en el que cada vivienda sea autosuficiente. De momento, los paneles fotovoltaicos son una alternativa muy interesante a tener en cuenta.

¿Eres un profesional?

Recibe ofertas de trabajo y contacta con nuevos clientes

Recibe trabajos
¿Cuánto cuesta un legalizar instalación fotovoltaica aislada ?
600€ Es el precio más barato hasta ahora

El precio medio es de

1.784€
2.992€ Es el precio más alto hasta ahora

Estos precios son una media obtenida de 1.014 presupuestos solicitados en Certicalia.

Contacta con los mejores profesionales de tu zona:

PIDE PRESUPUESTOS en menos de 1 minuto y gratis

Consigue trabajos hoy con Certicalia

Recibe nuevos clientes que buscan profesionales como tú y ofertas para realizar trabajos.

Comienza ahora