La calificación energética D

La calificación energética D

JOSE MICHAEL

JOSE MICHAEL

Ingeniero Industrial

EL GRAN SALTO DE EFICIENCIA

La promoción desde las calificaciones E, F, G hasta la calificación D, es el más difícil de conseguir cuantitativamente en emisiones y consumo energético.
Mientras que para promocionar una vivienda desde el nivel G hasta los niveles F o E, podría bastar con introducir medidas de mejora básicas como la sustitución de las ventanas por otras con cristal doble más estancas o la instalación de dispositivos de protección solar como lamas y toldos, para promocionar una vivienda desde los niveles E, F o G hasta el nivel D, las medidas de reforma necesarias serían más importantes y tendrían que afectar tanto al nivel de aislamiento de la vivienda como a sus instalaciones térmicas.

Esto se debe a que para provocar el salto hasta el nivel D, se debe conseguir un ahorro de energía primaria y una reducción en el nivel de emisiones globales mucho más grande que para pasar a cualquier otro nivel desde el inmediatamente anterior, y esto exige considerar meticulosamente cambios en el aislamiento de fachadas, cubiertas y suelos, considerar el nivel de aislamiento de los puentes térmicos, el nivel de estanqueidad y la transmitancia de los huecos acristalados y cambios en las instalaciones térmicas tales como la sustitución de equipos por otros de menor consumo y emisiones o la incorporación, cuando esto es posible, de fuentes de energía renovable como la energía solar térmica o la biomasa para producción de agua caliente, calefacción y refrigeración.

¿Necesitas resolver un trámite?

Contacta con los mejores profesionales de tu zona

Pide presupuesto

en menos de 1 minuto y gratis

APROBADO EN EFICIENCIA ENERGÉTICA

Si en nuestro anterior post decíamos que la calificación E podía considerarse como el aprobado raspado de la escala de eficiencia energética, sin duda podemos decir de la calificación D que se trata de un aprobado merecido. Al igual que hicimos mediante simulación para las calificaciones E y F, podemos decir de la calificación D que:

1) La calificación D presenta un consumo aproximadamente igual a la mitad del consumo de las calificaciones E, F y G.

2) La vivienda tipo D consume entorno a un 50% más que la tipo C.

3) La vivienda tipo D Consume aproximadamente el doble que la tipo B.

4) La vivienda tipo D consume entre 3 y 5 veces más que la tipo A.

Todas las viviendas de España calificadas como E, F, o G, (el 84 % obtiene esta calificación), pueden alcanzar la calificación D mediante una reforma integral que contemple tanto la envolvente y las instalaciones. De hecho, en teoría, todas las viviendas existentes tendrían que poder alcanzar el nivel A según los procedimientos que establecen la escala de eficiencia energética. Pero lo cierto es que solo un 12% de las viviendas existentes certificadas en España, han obtenido la calificación D, lo que nos indica que aún queda mucho trabajo por hacer para salir del vagón de cola de la eficiencia energética en Europa. 

PÁSATE A LA D

En la situación actual, debemos ser optimistas y pensar que la promoción del nivel de eficiencia energética de nuestro edificio o vivienda hasta el nivel D, puede reportarnos ventajas importantes.

En primer lugar están las subvenciones establecidas en el Real Decreto 233/2013 que “regula el Plan Estatal de fomento del alquiler de viviendas, la rehabilitación edificatoria y la regeneración y renovación urbanas, 2013-2016”. Teniendo en cuenta que es posible pasar de las calificaciones E, F o G a la D mediante medidas de mejora que a día de hoy pueden considerarse habituales, podremos obtener subvenciones de hasta el 35% del presupuesto de la reforma, pudiendo llegar al 50% si se aprovecha para mejorar también la accesibilidad.

¿Necesitas resolver un trámite?

Contacta con los mejores profesionales de tu zona

Pide presupuesto

en menos de 1 minuto y gratis

Por otro lado y sin necesidad de plantearse una reforma, los inmuebles que obtengan la calificación D, podrán beneficiarse de un descuento de hasta el 8% en el impuesto de bienes inmuebles (IBI) gracias a la reforma del impuesto que presumiblemente entrara en vigor a comienzos de 2016 y que permitirá a las corporaciones locales aplicar estas bonificaciones a los inmuebles en función de su calificación energética.

Además, como dijimos antes, una vivienda con calificación energética D, consume aproximadamente la mitad de energía que las viviendas tipo E, F y G, lo que sin duda tiene una repercusión directa en las facturas de consumo energético en concepto de electricidad, gas o gasóleo de los hogares españoles.

Desde Certicalia te recomendamos realizar la rehabilitación energética, no sólo por la obtención de una mejor calificación energética, sino por todo lo que conlleva y que comenta Michael. Un mayor confort en la vivienda, ahorro energético y económico, menor contaminación, y ayudas económicas tanto para la rehabilitación como posteriores.  

 

¿Eres un profesional?

Recibe ofertas de trabajo y contacta con nuevos clientes

Recibe trabajos
¿Necesitas resolver un trámite?

Contacta con los mejores profesionales de tu zona

Pide presupuesto

en menos de 1 minuto y gratis

Consigue trabajos hoy con Certicalia

Recibe nuevos clientes que buscan profesionales como tú y ofertas para realizar trabajos.

Comienza ahora