Confía tu declaración de la renta a profesionales

Nuestros asesores fiscales se preocupan por tu dinero. Seguro y sin moverte de casa.

Desde 60€ + IVA*

*Ofrecemos distintos tipos de declaración en función de la situación de cada persona (un inmueble, dos o más, compraventa de inmuebles o acciones, opción de renta conjunta…) Llámanos para consultar los precios de cada tipo de declaración.
¿Necesitas hacer tu declaración de la renta?

Llámanos al:

91 771 02 84

Si lo prefieres, te llamamos

Al pulsar el botón aceptas la política de privacidad de Certicalia.

(lunes a viernes de 9:00 a 18:00)

*Ofrecemos distintos tipos de declaración en función de la situación de cada persona (un inmueble, dos o más, compraventa de inmuebles o acciones, opción de renta conjunta…) Llámanos para consultar los precios de cada tipo de declaración.

3 motivos para elegirnos

El mejor resultado con la máxima garantía

Sabemos y aplicamos todas las deducciones legales posibles. Recupera el dinero que has pagado de más.

Ahorra tiempo y esfuerzo, no te compliques

No tendrás que preocuparte de nada. Nos encargamos de hacer tu declaración y presentarla: cómodo y fácil.

Nuestros profesionales piensan en ti

Somos un equipo profesional especializado en trámites administrativos. Trabajamos para asegurarte el menor coste fiscal.

Proceso ágil y sencillo

1.
Recogemos la información que necesitamos

2.
Reserva cita para que te llame tu asesor fiscal

3.
Recopilamos la documentación necesaria

4.
Charla con tu asesor y resuelve tus dudas

5.
Hacemos tu declaración de la renta

6.
La presentamos por ti en Hacienda

Nuestros profesionales nos representan.

“Soy Licenciada en Economía y he completado mi formación con un Master en Tributación Fiscal. Me gusta trabajar con cada cliente como si fuera mi propia empresa con una visión global de todas sus áreas.”

Sonia

“Soy Licenciada en Economía y Diplomada en Relaciones Laborales. Cuando asesoro a mis clientes me gusta analizar y valorar todas las opciones para ofrecerles soluciones claras y concretas.”

Joana

Claves de la declaración de la renta y patrimonio 2020-2021

La campaña comienza el 7 de abril y tienes hasta el 30 de junio para presentar tu declaración. Entre las novedades de la campaña de este año, hay que destacar la influencia de los ERTEs.

¿Cómo afectan los ERTEs?

Alrededor de cuatro millones de trabajadores estuvieron en ERTE el año pasado. Es decir, recibieron una prestación del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), lo que implica haber tenido más de un pagador.

Esta situación va a obligar a presentar la declaración a muchas personas que habitualmente no tenían que hacerlo dado el importe de sus ingresos. Además, ha habido problemas con duplicidad de pagos por parte del SEPE y han comenzado las devoluciones de los contribuyentes. Es posible evitar futuras declaraciones complementarias, a la vez que puede haber casos en los que se declare de más.

Clientes satisfechos

Marina Navarro, Valencia

«Pude hacerlo todo desde casa, muy fácil y comodísimo. Me llamaron para pedir la documentación, envié todo y me olvidé del problema».

Begoña Alocén, Oviedo

«Había estado en dos trabajos distintos y me daba miedo hacer sola la declaración. ¡Decidí hacerla con ellos y fue muy fácil!»

Javier Álvarez, Madrid

«Siempre hacía yo solo la declaración, pero el año pasado la hice con ellos y resulta que me podía desgravar más cosas».

Solicita ahora tu declaración de la renta.

Quiero saber más: 

¿Estoy obligado a hacer la declaración? ¿Y si he estado en ERTE?

Para saber si tienes obligación de declarar, es fundamental saber si has tenido un pagador o más de uno (caso de los ERTE):

Si tienes un solo pagador, tienes que realizar la declaración si obtienes unos ingresos de más de 22.000 € al año.

Para dos o más pagadores, si obtienes unos rendimientos íntegros del trabajo superiores a 14.000 € anuales, salvo cuando la suma del segundo pagador y siguientes, en conjunto, no supere los 1.500 €, en cuyo caso el límite será 22.000 €.

En el caso de haber estado en un ERTE, la prestación del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) cuenta como un segundo pagador. Así que tendrás que revisar si el importe recibido en el ERTE es igual o superior a 1.500€ para saber si el límite para estar obligado a declarar es de 14.000 o 22.000€.

En general, los contribuyentes saben si tienen que presentar la renta o no porque su sueldo proviene de un solo pagador o por lo que facturan, si son autónomos. Pero cuando se introducen otras variables, como algún inmueble alquilado o ingresos obtenidos de dividendos, subvenciones, premios… el cálculo se vuelve más elaborado, por eso recomendamos acudir siempre a un asesor fiscal que estudie el caso. 

¿Cuáles son los plazos para presentar la declaración de la renta?

Generalmente los plazos son siempre los mismos; este año el plazo para la realización de la renta comienza el 7 de abril y finaliza el 30 de junio de 2021.

El 7 de abril se abre el plazo para presentarla por internet. Si quieres hacerlo por teléfono, el 4 de mayo comienza el plazo para pedir cita y el día 6 se puede empezar a presentar telefónicamente.

Si prefieres hacerlo de manera presencial en las oficinas de la Agencia Tributaria, el 27 de mayo se abre la opción de pedir cita previa. Y el 2 de junio se puede empezar a presentar la declaración de forma presencial.

Ojo con dejar la declaración para el último momento porque el 25 de junio acaba el plazo para aquellas declaraciones con domiciliación bancaria y resultado a ingresar.

¿Qué desgrava en la declaración de la renta del 2020?

El resultado final de la declaración de la renta depende fundamentalmente de la retención de IRPF que te hayan hecho durante todo el año. Si en tu empresa no han tenido en cuenta algunas desgravaciones para calcular el IRPF, puede ser que la Agencia Tributaria tenga que devolver esa diferencia. 

Por ello, es muy importante conocer cuáles son las principales deducciones en el IRPF, tanto estatales como autonómicas, que pueden aminorar el pago de los impuestos:

Generalmente, podrás desgravar la hipoteca, siempre y cuando sea anterior al 2013, pudiendo deducir hasta un 15% de lo que pagas anualmente. 

El alquiler también desgrava, pero bajo determinadas condiciones y con unos límites establecidos, y en el tramo estatal solo desgravan aquellos alquileres anteriores al 2015.

También existen desgravaciones por hijos, familias numerosas, deducciones por maternidad, planes de pensiones, préstamos, donaciones…Todas ellas importantes y a tener en cuenta antes de realizar la declaración de la renta. Por ello, siempre es mejor confiar a un asesor fiscal experto que sabe cuándo y cómo aplicar estas deducciones, ahorrándote así el máximo en tu IRPF. 

¿Qué ocurre si presento la declaración de la renta fuera de plazo?

Si se te ha pasado el plazo para hacer la renta o no la presentaste porque pensabas que no estabas obligado, puedes cumplir con la Agencia Tributaria en cualquier momento, incluso si han pasado años, aunque Hacienda podrá sancionarte y aplicar un recargo a lo que te toca pagar. Recuerda, el tiempo que haya pasado sin presentarla, cuenta en tu contra.