Las anécdotas más entrañables del certificado energético en 2014

Las anécdotas más entrañables del certificado energético en 2014

Cerramos este 2014 con algunas de las anécdotas más entrañables que han experimentado los certificadores energéticos de Certicalia.com.

El trabajo de certificador energético supone un contacto directo con muchos clientes a lo largo de la semana. Aunque la visita al inmueble sea breve muchas veces se producen situaciones curiosas y entrañables que algunos de nuestros técnicos destacan. Queremos acabar este año de certificados energéticos con algunas de las anécdotas que nos contáis y que forman la parte más dulce del trabajo de certificador energético.

1- La alegría de la primera A, de Juan José Vegas certificador energético en Madrid

El día que puse mi primera y única “A”. Se trataba de una vivienda unifamiliar construida con balas de paja y con instalaciones de biomasa y solar exclusivamente… ¡ no podía dar crédito! ¡¡De verdad existen las calificaciones por encima de la “D”!!  

¿Necesitas resolver un trámite?

Contacta con los mejores profesionales de tu zona

Pide presupuesto

en menos de 1 minuto y gratis

2- No te vayas sin almorzar, de Raúl Iglesias certificador energético en Madrid

Una clienta se empeñó en hacerme unos huevos fritos puesto que era la hora de comer!!!  

3- La otra familia, Javier Hernáiz certificador energético en Madrid

En una ocasión, en la que el encargo me lo realizó una entidad colaboradora de un banco, la vivienda, que debería estar vacía, la había ocupado una familia, los cuales me dejaron pasar y realizar mi trabajo. Pasé un poco de miedo al principio, pero cuando me fui, hasta les desee suerte, ya que eran unas personas entrañables.  

4- Que no soy tu padre, Javier Andrés Alda certificador energético en Zaragoza

En una ocasión realicé la visita a la vivienda a primera hora de la mañana y los pequeños de la casa todavía dormían. Un bebe de unos pocos meses ni se enteró de que entraba a la habitación a medir, y una niña de unos cinco años que, pensando que era su padre que entraba a despertarla, me dio una patada cuando pasaba por al lado de su cama.  

5- La visita más dulce, Pedro González Santamarta, certificador energético en Madrid

Recuerdo con cariño a una clienta bastante mayor, que tras la visita a su piso, me llenó el maletín de bombones para mi mujer, tras enterarse de que estaba embarazada de nuestro segundo hijo.   

¡¡¡Por un 2015 con muchos encargos de certificado energético y miles anécdotas que compartir!!!

Si eres técnico certificador en Certicalia y quieres ser entrevistado contáctanos en blog@certicalia.com

Anímate a compartir tus experiencias realizando certificados energéticos.

¿Eres un profesional?

Recibe ofertas de trabajo y contacta con nuevos clientes

Recibe trabajos
¿Necesitas resolver un trámite?

Contacta con los mejores profesionales de tu zona

Pide presupuesto

en menos de 1 minuto y gratis

Consigue trabajos hoy con Certicalia

Recibe nuevos clientes que buscan profesionales como tú y ofertas para realizar trabajos.

Comienza ahora